Reconecta con tu niño interior


Hablar del niño interior conlleva hacer mucha reflexión sobre uno mismo. No se trata de anclarse al pasado o buscar una solución ahí, sino de retomar lo aprendido como oportunidad de crecimiento, y sanar las heridas que queden pendientes.





Te comparto un ejercicio muy sencillo en el que con solo responder estar preguntas, te ayudará a reconectar un poco con tu niño interior.



¿Qué clase de niño fuiste?

¿Qué cosas te resultaban opresivas?

¿Qué cosas te alegraban y divertían?

¿Qué hubieras necesitado por entonces?

En caso de largas pausas, debe volver a plantearse la pregunta todas las veces que sean necesarias.

Por último, cierra los ojos, evoca esa imagen de tu niño y al abrir favor de responder a la última pregunta:

¿Y qué pasa ahora en este preciso momento?



Espero tus comentarios y si te gustan los ejercicios no olvides compartirlos en tus redes sociales :)


Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.