Para sentirte mejor, cambia tus pensamientos.


Se dice fácil, sin embargo, hay patrones arraigados que muchas personas sienten dificultad para detectarlos, y por ello, tampoco pueden manejar los pensamientos que les hacen daño. Pero es necesario darse la oportunidad de transformar sus creencias o estilos de pensamiento en algo más funcional o saludable.

Cuando tenemos un pensamiento, y lo interpretamos como verdadero, responderemos emocional y conductualmente a él. Y si constantemente te estas repitiendo que “todo en la vida te sale mal”, las emociones generadas serán de angustia, temor, frustración, etc. Y, por ende, te comportarás de formas que te convenzan que es cierto.

Es por eso que te daré en una serie de tres, los principales tipos de pensamientos irracionales para que puedas detectarlos y modificarlos. A su vez, te estaré presentando alternativamente, ejercicios de atención en el aquí y ahora para que le ayudes a tu mente a estar más tranquila.



1. Totalizaciones: este tipo se caracteriza por que son frases que contienen las siguientes palabras: todo, nada, nadie, todos, siempre, nunca, etc. Por ejemplo: “todo me sale mal, todos la tienen contra mí. Nadie podrá quererme, nunca saldré adelante”. Una forma de contrarrestarlo es pensar algo menos totalizante como “Esta persona no me quiso, pero más adelante podré estar con alguien que sí, Esto en particular no me sale bien por lo que buscaré ayuda”.

2. Generalizaciones: esto sucede cuando evaluamos ante un solo hecho particular a toda la realidad. Por ejemplo, pensar algo como “todos los hombres (mujeres) son iguales, como falle en el primer ensayo, soy malo para dedicarme a eso, etc.”. Al igual que en las totalizaciones, generalizar es interpretar la realidad futura sin darse la oportunidad de conocer y probar.

3. Adivinación del futuro: esto lo hacemos con mucha frecuencia, es asegurar los hechos que ocurrirán, y por lo general de forma negativa. A veces podemos prever situaciones, sin embargo, el asegurar algo no es garantía que ocurrirá tal cual, y eso nos hace sufrir doblemente, por lo tanto, hay cosas que es mejor esperar a que la realidad nos vaya mostrando cómo irnos adaptando a lo que ocurre aquí y ahora.



Te invito entonces a que vayas trabajando en modificar algunos de tus pensamientos para que puedas disminuir la ansiedad o tristezas que puedan estar originadas más por la manera en que interpretamos la realidad o el futuro.

Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.