Cómo poner un alto a tus pensamientos negativos

Los pensamientos negativos son el pan de cada día. Y se ha comprobado que puede afectar nuestro sistema fisiológico y la manera en la que nos comportamos.


Cuando queremos tener una vida más saludable, es necesario descubrir pensamientos alternativos que nos ayuden a salir de la pesadumbre. Es imposible dejar la mente en blanco, lo que aprendemos es a tener la capacidad de no "alimentar" los pensamientos negativos.

Hoy te muestro dos formas que te ayudarán:

1. Genera pensamientos alternativos. Neutraliza el efecto de un pensamiento negativo como "todo me sale mal" con otro más útil, real y constructivo, por ejemplo: "esto no me resulta sin ayuda, mejor pregunto" o algo semejante, según la situación. Este hábito requiere práctica, pero te aseguro que vale la pena.

2. Medita. No se trata que te vuelvas un monje, sino que te des la oportunidad de parar aunque sea unos minutos. Aprender  a aquietar la mente, centrar la atención en el aquí y el ahora, en tu respiración y no en la cadena de pensamientos que se generan uno tras otro.

Te dejo este video con una técnica de meditación para gente con prisas.


¿Tu qué has hecho para dejar de pensar negativamente?

Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.