Redirigir el camino.


La vida es cambio. Todo es impermanente. Y muchas veces sufrimos porque nos resistimos al cambio, 
nos asusta. Pero cuando nos atrevemos a dar el paso, nos damos cuenta que nuestro instinto no nos 
engañaba.


Escucha tu sabiduría interior. No podemos forzar nada ni a nadie, solo podemos influir en nosotros mismos y nuestra responsabilidad es esa. 


Si algo te daña, déjalo o cámbialo. Siempre con responsabilidad.

Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.