Mutaciones


Este post es más que nada una reflexión personal que viene de mis aprendizajes como mamá. Ya sabes que nuestros hijos son nuestro espejo, aun de los reflejos más oscuros y reprimidos de nuestra historia.

Hay algo que está haciendo falta. Ella se inquieta y muestra con su sabiduria interior que algo en su sistema no está bien. Agobio, sobreesfuerzo o quizá simplemente falta contacto, con lo natural, con lo escencial.

Siempre hay nuevos comienzos…




Y ahora me doy cuenta de que necesito ese renacer.
De mostrarte tal cual soy sin pretenciones.

Y lo más importante de todo esto, es que
através de este nacimiento puedas comprender que el cambio
no es algo a lo que se haya que temer, si no la transcisión que nos ayuda
a reconectar con la libertad que nadie nos ha negado, puesto que nadie nos somete…


Y para poder guiar a otros, hay que empezar con uno mismo.

Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.