Cómo identificar una depresión clínica.

“Estoy deprimido”
Frase que hemos dicho o escuchado muchas veces. Quizá ya hasta hemos trivializado un poco su sentido. Quizá hemos cometido el error de hacer de esta palabra para una cualidad o descripción temporal de nuestro estado de ánimo. Pero estar triste, desanimado no necesariamente es estar deprimido. Y la depresión es algo más profundo y que tiene muchas variantes a nivel clínico.

Y como es un tema delicado que no debemos trivializar, me permito compartirte algunas características escenciales para saber diferenciar entre un estado temporal de tristeza a una situación diagnosticada como depresión. El saber distinguirlas nos permite el abordar el problema con mayor eficacia.

Que NO ES la DEPRESIÓN:

1. Sentirte triste por que terminaste con tu pareja, perdiste algo valioso para ti, e inclusive la muerte de un ser querido. Ese sentimiento de dolor por la pérdida, puede llamarse “depresión” pero es una respuesta perfectamente natural a lo que conocemos como DUELO. Es una etapa necesaria para tu salud emocional el afrontar la tristeza natural por la pérdida.

2. Sentirte sin ganas de nada unos días, pero el resto del mes te sientes tranquilo, motivado o sereno. Quizá no descansaste bien, tuviste un conflicto con alguien importante, etc. Fue una situación temporal y pasajera, por lo tanto, no estás deprimido pero si necesitas buscar las causas de este “bajón” para resolver y cambiar lo que sea necesario.

Que SI ES la depresión:

1. Tener un estado de ánimo irritable o abatido, deseos de llorar o episodios de llanto SIN CAUSA aparente. Tener pensamientos derrotistas constantes, intensos y de desesperanza. Todos estos síntomas durante más de 6 meses sin mejora.
2. No tener deseos de hacer las cosas que antes te gustaban por falta de energía o ánimo durante más de un mes sin mejoría.
3. Cambios en el apetito, sueño y conducta sexual tan intensos que te generan malestar a ti y a quienes te rodean.
4. Problemas de concentración, problemas físicos que no se resuelven con tratamiento médico o no hay una causa física que las origine.
5. Ideas sobre la muerte como alternativa a la situación o ideas de suicidio en casos más graves.

Si este es tu caso, necesitas ayuda terapéutica presencial YA. No esperes a que cronifiquen tus síntomas o los de tu ser querido si ese es el caso. No caigas en consejos que te dicen que es chantaje. Y si así lo fuese, vale mucho más que un equipo de profesionales lo detecten que arriesgarse a que algo pase con esa persona y no haber actuado a tiempo.



Obviamente una situación temporal o una pérdida pueden llegar a evolucionar a una depresión si se tiene la predisposición a sufrirla, si no se tiene suficientes fuentes de apoyo o bien, la presencia de otras enfermedades o trastornos psicológicos pueden desencadenar este problema. Lo importante es atenderla para poder volver a tomar el sentido de la vida. No estás solo, siempre hay alguien que está dispuesto a darte la mano, siempre que tu des el paso de romper el silencio.


Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.