3 hábitos que te ayudarán a sentirte relajada.

Vivimos en un mundo acelerado. La acumulación de pendientes, tareas y el ir y venir de los compromisos a veces nos empuja a un vaivén y desconecte emocional.

El estrés, la depresión y la ansiedad, mal del siglo, nos están consumiendo… al menos es lo que dicen los periódicos :/

¿Pero qué podemos hacer ante esto? Mucho. Técnicas hay miles, pero si experimentamos un poco, encontraremos la que más nos ayude.



Si quieres sentirte relajada con mayor frecuencia, te invito a que practiques estos tres hábitos por lo menos durante 21 días, para que puedas disfrutar de sus efectos.



1. Caminata. Ya sea que pases mucho tiempo parada, o caminando en tus actividades, más si es sentada, no hay como salir o muy temprano o ya en el atardecer, y dar una caminate corta, serena, para poder hacer una recapitulaciòn del dìa. Además de la actividad física ayuda a tu cuerpo en muchas formas, estás ayudando a que el cerebro produzca serotonina, dopamina que están relacionadas con el estado de ánimo.

2. Escucha tu música preferida. Puede sonar absurdo para muchos, pero para otros tantos puede ser un elemento olvidado en el cajón de los recuerdos. La música está en todas partes. Pero pocas veces nos concentramos en ella, a disfrutarla, a usarla como expresión, a vivirla. Se ha comprobado que tiene efectos positivos, obviamente si es música de tu agrado, o música específica para apoyarte en la concentración, relajación, etc., pero más que nada, para conectar con el disfrute y hacernos recordar que la vida está plagada de estímulos agradables, solo hace falta darse el tiempo de atenderlos.

3. Decir a alguien gracias o te amo. Puedes ser tu mismo. No sabes lo bien que sienta hacerlo y sobre todo para el que recibe. La vida es dar y recibir, pero a veces nos centramos en lo último.

4. Hacer una obra altruista. No solo hablo de dinero, sino simplemente, tener un gesto amable al salir de casa, dar un saludo aunque no conozcas a la persona, dar el paso en la calle cuando conduces, ayudar en algo a una persona en tu casa, esos son ejemplos de altruismo y solidaridad, además que poco a poco llenan el espíritu.

5. No quejarte. Este es muy difícil, pero con efectos poderosos. Lo mismo que tratar de no tener explosiones de ira. Como nuestra mente no procesa los No adecuadamente, podemos proponernos lo siguiente: Cada dìa, diré por lo menos tres halagos o agradecimientos. Te ayuda a cambiar la perspectiva de las cosas, y cuando algo salga mal, tendrás energía para afrontarlo.
¿A tí que te funciona para vivir menos estresada? Comparte y comenta. Namasté.

Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.