¿Se puede realmente vivir sin complejos?

Difícil pregunta.

Pero realmente es posible. Aunque suene a cuento de hadas.

Los complejos con tu forma de ser o de tu físico son solo creencias distorsionadas, pensamientos negativos que aprendes durante el tiempo, lo suficiente como para afirmar que son verdaderos.




Y como somos lo que pensamos... ya sabes cuál sería el resultado.

Pero así como aprendemos a pensar de esa forma, se pueden aprender nuevos pensamientos y creencias.

Toma algo de práctica, pero si nunca se inicia, jamás podrás darte cuenta de la diferencia entre vivir creyendo que eres una mierda – si, aunque suene duro, mucha gente piensa así de si misma -, o creerte tus cualidades, éxitos y potenciales, a pesar de tus defectos.

Te sugiero algo, en un cuaderno o en tu celular – haremos un uso útil a nivel emocional de la tecnología :p – quiero que anotes pensamientos que se te vengan a tu cabeza constantemente y que te hagan sentir peor que una piltrafa.

Te pongo un ejemplo: “Estoy hart@ de ser _______________. (úsese el término que le resulte mejor para hundir el autoestima de cualquiera)

Ya que tengas registrados estos pensamientos, buscales una alternativa, ojo, alternativa no quiere decir que tenga que ser exactamente lo opuesto, pero mínimo algo más construtivo, algo menos cruel.

Siguiendo con mi ejemplo: “Me siento cansada de ______________ (situación), buscaré otra forma de hacerlo”

Si te fijaste, no estoy diciendo que todo sea color de rosa, sino estoy declarando que lo que me molesta es la situación, no mi persona. Y eso ayuda muchísimo.

Te invito a que lo practiques. ¿Te da flojera? No te engañes, pasas mucho más tiempo pensando negativamente, tenemos millones de en un mes, así que por qué no intentar eliminar los que solo nos sirven para entristecernos, bloquearnos y limitarnos. Haz la prueba.

Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.