Cuida con quien andas

Hay relaciones que no convienen, pero que las mantenemos por apariencias, por compromiso o por miedo. Elegir qué personas son las que te rodean no te hace mala persona, ni egoísta.




Es necesario saber en lo que realmente quieres y necesitas, si se puede hacer algo para arreglar diferencias con alguien, hazlo, pero si no se puede, o por más que se hacen intentos, las cosas no avanzan, o peor aún, si esa persona te hace daño, de cualquier forma, aléjate, no tiene sentido tener en tu vida a alguien con quien no se puede hacer demasiado.

Si te interesa el tema, te recomiendo este magnífico material, así como el acudir a apoyo profesional, si esta situación comienza a ser más difícil.


¿Qué relaciones quieres cultivar?

Suscríbete

Suscríbete

Descubre 5 formas de mejorar tu estado de ánimo Gratuitamente

Recibe una estrategia por cinco días en tu email. Después tendrás un artículo semanal y mucho más.